Electric Bike By Wannabe Choppers

El responsable de esta ocurrencia es Enrico de Haas, más conocido en el mundo biker como Ricky, el de Wannabe Choppers. Es de los que hacen las cosas a su manera, buscando algo diferente a lo que todos hacen, y comercializa sus componentes con su marca Wannabe Choppers. Esta vez ha vuelto a eliminar todas las restricciones mentales y el resultado se llama AlSi9Mg.

Texto: Onno “Berserk” Wieringa
Adaptación: Patxi Mesa

Visitamos a Ricky y el equipo de Wannabe-Choppers en Rechtenbach, una tranquila población a unos sesenta kilómetros de Frankfurt, Alemania. Los muchachos trabajan intensamente desembalando la moto, que había regresado de Estados Unidos dividida en partes, donde estuvo visitando algunos concesionarios y distribuidores. Ricky aún no ha pegado ojo desde que regresó ayer por la noche y no descansará hasta tener la moto de una pieza otra vez. La moto ha sido construida completamente, excepto unos pocos elementos, en casa de Ricky por Julius, su ayudante, y él mismo. Muchas de las piezas, incluyendo la horquilla, chasis y el falso motor, se han fabricado única y exclusivamente para esta moto. Sólo las ruedas, neumáticos, bujías, asiento y faro son de otros fabricantes.

Las baterías son de Motobatt. ¿Baterías? Bueno, a lo mejor aún no has caído en el detalle pero esto es una moto eléctrica. Para muchos, eso es algo criminal. Estamos de acuerdo. Aquí deberíamos terminar con el tema pero los años corren y parece que esa va a ser la tecnología del futuro… un buen motivo para no dejar de fumar. En fin, signos de los tiempos. Debemos aceptar la evidencia: más pronto que tarde es lo que nos va a tocar, y Ricky tiene la vista puesta un poco más allá. La idea es demostrar que una moto eléctrica no ha de ser fea como un pecado. Ricky nos explica: “No era cuestión de hacer la más rápida, ligera o la mejor moto eléctrica, sino que nos centramos en el estilo de la moto. Era muy importante para nosotros construirla de la forma más cercana posible a cómo la haríamos con un motor de combustión interna”. Ahora debemos retroceder un poco en el tiempo, hasta diciembre del pasado año. Ricky fue invitado al Custom Bike Show de Bad Salzuflen, Alemania, para competir contra Repp, de H-D Wurzburg, en el Biker Build Off. Durante meses, Ricky estuvo jaleando las redes sociales con el nuevo V-Twin de combustión que estaba desarrollando y que iba a utilizar en el Biker Build Off, sin más detalles. “El plan era” Ricky se ríe cuando lo cuenta, “que cuando el sábado a las cuatro teníamos que arrancar ambas motos, yo iba a fingir que la arrancaba a patada, ponerla en marcha y en absoluto silencio hacer un enorme burn-out y darme una vuelta por el escenario”. Eso habría sido una de las cosas más divertidas que pueden pasar en un concurso pero Ricky se dio cuenta de que muchos asistentes y amigos iban a votar por su moto, en concreto porque montaba un motor de fabricación propia. Como no era cuestión de engañar al personal, Ricky comunicó al público y organización que era una moto eléctrica con un motor falso, el verdadero motor eléctrico iba alojado en el buje trasero. La mierda voló en todas direcciones. La gente empezó a llamarle de todo menos bonito. “Eso” que había hecho era malo para la escena custom, malo para la imagen de los constructores, y más. Tristemente, incluso las conservadoras revistas germanas se pusieron de acuerdo para no dedicar ni una palabra a esta concept bike. Ricky perdió el BBO por sólo unos pocos votos. Pero la gente más abierta de miras es consciente de los cambios que este mundo está experimentando, se da cuenta de la importancia de las innovaciones y desarrollos tecnológicos que suponen iniciativas como la de Wannabe Choppers. De momento, no hay ninguna moto custom eléctrica que sea bonita. Y, por supuesto, Ricky captó muchísima atención en Estados Unidos cuando estuvo en California,  presentando su moto en Shows y a empresas. “Fue algo que me superaba. Creo que todo empezó con un post publicado por Bill, de Biltwell, después de que viese y pilotase la moto. La gente lo compartió y los rumores empezaron a correr como la pólvora. Entonces, páginas y sitios importantes como los de LowBrow y Chopcult, empezaron a publicar material en sus redes sociales. Es por eso que cuando llegamos al The One Show, y al Mamma Tried, la gente ya sabía algo de la moto. Incluso los constructores y distribuidores de nuestros productos, que había visitado en Estados Unidos, ya sabían de ella y estaban desesperados por subirse y probarla. No conocí a nadie a quien lo le fascinase la combinación de la vieja escuela con técnicas artesanas y el motor eléctrico moderno. La gente entendió nuestras intenciones, porqué la hicimos y ese es el mejor cumplido que me llevo, pues unas cuatro o cinco compañías nos han dicho que van a emprender sus propios proyectos eléctricos tras despejar las dudas gracias al nuestro.” “Todo esto aún me parece irreal y estamos humildemente agradecidos por las reacciones vistas y las oportunidades que se nos han presentado gracias a esto.” Pero Ricky quiere dejar algo claro: “El motor falso no es sólo decorativo. También es una versión “muleto” de nuestro primer motor de combustión. Llevamos trabajando en el unos ocho o nueve años, y ahora estamos empezando a producir componentes reales, como los cilindros. Esperamos tener un prototipo operativo en dos o tres años, pero ya veremos. Aún nos queda mucho por aprender y mucho dinero que invertir. Su construcción es bastante parecida a la de un Ironhead, pero con un montón de ventajas”. Casi toda la moto es de aluminio. Ricky la levanta y, con una sonrisa en la cara, explica el nombre de la moto: “Se llama AlSi9Mg. Esa es la composición química del aluminio con el que lo fabricamos todo. Viene de Al: Aluminio (90,7%) Si: Silicio (9%) y Mg: Magnesio (0,3)”. Y todavía con la moto en sus manos continúa: “Toda la moto pesa ochenta kilos. Por eso la pude llevar en avión a Estados Unidos. El chasis lo registré como si fuese una BMX, pues sólo el equipamiento deportivo está autorizado a ese tamaño. El resto se desmontó a piezas y lo repartí entre el equipaje de mano y facturado. Lo único que no pude llevar conmigo fue la batería”. Ricky deja la moto en vertical sobre su neumático trasero e incluso, sin sujetarla, la moto no cae. Un equilibrio perfecto, no se va ni hacia un lado ni hacia el otro. La mayoría de componentes se han fabricado exclusivamente en AlSi9Mg, como la horquilla, el chasis y el motor. “La moto es una muestra de nuestras habilidades, aunque mejoramos día a día” comenta Ricky “Construirla nos llevó unas 1.400 horas durante medio año, lo que significa que casi no hicimos otra cosa. Eso casi nos lleva a la ruina, y aún nos queda mucho trabajo para volver a la normalidad.” Para hacer esta máquina, y fabricar sus componentes, se han utilizado todo tipo de herramientas pero nada de control numérico (CNC). Esto incluye tornos, fresadoras, prensas, curvadoras de tubo, todo tipo de utillajes, herramientas para chapa, y un montón de fundición. Rick sonríe: “Y tal vez más lijado y pulido”. AlSi9Mg se ha construido como una declaración de principios, un escaparate, pero puede circular. Con una batería cargada, la moto está lista para rodar. Metimos la moto en la furgoneta y fuimos a una carretera secundaria tranquila en la que Ricky pudo rodar tranquilo. A la Polizei no le gustan los moteros barbudos con motos raras, y Ricky lo sabe por experiencia. La moto no tiene suspensión delante ni detrás, ni embrague o caja de cambios. Es una conexión directa del puño de gas a un motor alojado en el buje, encargado de entregar la potencia. Con un ligero zumbido Rick acelera. La velocidad que la moto desarrolla no es para volverse loco, pero es divertida. Es un día triste y nublado pero, tío, hemos pasado un gran rato con la moto. La autonomía está limitada a una media hora, así que es mejor que no nos vayamos muy lejos.  Es impresionante ver cómo alguien como Ricky es capaz de trasladar sus sueños e imaginación a la realidad, desarrollar un bello diseño y, finalmente, construir un concept bike real como este. Perseverancia y clarividencia, conocimiento técnico y artesanía creativa. Wannabe Choppers demuestra que en el futuro no estaremos obligados a montar aburridas motos eléctricas, sino que podremos seguir disfrutando de nuestro estilo de vida en motos guapas basadas en ese estilo con el que antaño se hacían. ¿Y el sonido? Recordemos que es un ingrediente esencial en la fórmula para que ir en moto sea una experiencia emocional. Mi esperanza es que compañías como Jekyll&Hyde y KessTech fabriquen algo así como un sonido programable, tal vez con una App en el móvil. Te la descargas en la moto y todo lo que necesitas es un pequeño altavoz en algún lugar. Lo único que falta son las vibraciones…Todos los componentes son de Wannabe, excepto las llantas modificadas de Kawasaki, las gomas Avon, las bujías Bosch, el asiento de Easyriders Japan con tapicería de Miller Kustom Upholstery, el soporte del asiento Biltwell y el faro de Takahasi & Co. Como ya sabemos, las baterías son de Motobatt y el resto de componentes citados están patrocinados por Motorcycle Storehouse.

GENERALIDADES

Chasis: aluminio, rígido.

Motor: eléctrico. 48V/50A

Velocidad: 100 km/h aprox.

Batería: de Litio, por Motobatt/Wannabe-Choppers

Sistema eléctrico: Wannabe-Choppers

Transmisión: Wannabe-Choppers

Motor falso: Wannabe-Choppers

Depósito: Wannabe-Choppers

Neumáticos: Avon 4.00/19” 

Llantas: Kawasaki muy modificadas

Frenos: tambor trasero

Manillar: Wannabe-Choppers

Faro: Takahasi Two/Co. Japan

Piloto: Wannabe-Choppers

Asiento: Miller Kustom Upholstery Netherlands/Easy Riders Japan

Pinstripping: Von Maze

Peso: 80kg.

CONTACTO

Wannabe-Choppers Motorradmanufaktur

Enrico de Haas

Am Surbach 16

35625 Rechtenbach

+49 (0)641 95 08 91 04

www.wannabe-choppers.de

www.wannabe-shop.de