H-D Street Glide By Underground Motorcycles

No tenemos mucha cultura Lowrider por estos lares. Por eso, cuando aparece un ejemplar como éste, merece la pena prestarle especial atención porque, a pesar de lo que muchos piensan, Lowrider es más que Bagger o Touring. Lowrider es una seña de identidad y un estilo de vida propio dentro del Custom. Y con este ejemplar, unos cuantos se han salido del mapa… 

Texto: Patxi Mesa
Fotos: Álvaro Cabezas Atienza y Patxi Mesa

Repasando las fotos de este reportaje apareció un sobrinejo mío y me preguntó por la moto. “Tito, ¿qué es esa moto?” -Un Bagger, repliqué. “Tito, ¿y para qué sirve?” Joder, buena pregunta. ¿Para hacer kilómetros más cómodo que en la cama? Bueno, para eso también te sirve una Touring. ¿Para cargar equipaje? Pues tres cuartos de los mismo con los Bagger. Entonces me dí cuenta. El objetivo del Lowrider es aunar todas estas virtudes y de paso ofrecer un inmenso lienzo en blanco para que el pintor se luzca. Y de qué manera. Ya de entrada te lo aviso: Por mucho que nos esforcemos en ofrecerte las mejores fotos posibles, éstas no son en 3D, por lo que nos perdemos algunos matices y un poco de profundidad, que la tiene. Pues ahí tienes a Toni, posando en esta maravilla salida de algún sueño californiano. Para la sesión de fotos nos citamos con todos los padres putativos de esta moto: Toni, el propietario, Germán, constructor, e Ito, el pintor artífice de esta pirotecnia de tonos, matices y volúmenes. Hacía frío esa mañana en Barcelona y, mientras montábamos las luces para la sesión de fotos, a algunos nos caía el moco de forma muy graciosa. Es imposible explicar esta moto y su historia sin contar con Ito y Germán, que dieron forma a la idea de Toni. No es la primera vez que colaboran y según nos explicaba Germán, trabajar con toni es un placer, pues suele tener las ideas muy claras pero demuestra la suficiente confianza para dejarse aconsejar y hasta dar vía libre a los creadores. Y al parecer no es el único que piensa igual de Toni, como ya veremos un poco más adelante al enterarnos de cómo ha llegado esta moto a alcanzar su estado actual, y ya te digo que no fue a la primera. Pero primero veamos cómo está hecha.

Motor potenciado

El modelo original es una Harley-Davidson Street Glide de 2008, equipada con el motor Twin Cam 96. El sistema de encendido de su motor es el original, aunque la centralita ha recibido un buen “chispazo” para mejorar sus prestaciones. Por lo demás, está de rigurosa serie y con este ajuste se muestra más que enérgico. El sistema de inyección cuenta con un filtro de aire Kuryakyn de gran caudal y los escapes son unos Supertrapp. Curiosamente, es una combinación que resulta muy bien y hacía un tiempo que no veíamos. Lo que son las modas. Y, justo detrás del motor, nos encontramos un embrague Barnett con las transmisiones y caja de cambios originales. Como puedes apreciar en la moto, todo el conjunto ha sido bruñido hasta competir en brillo con el flake de la pintura. 

Chasis

Aunque de momento no se ha tocado la geometría del bastidor, y digo de momento porque hay planes de montar una rueda delantera grande como la de un molino, pero en su momento actual mantiene la llanta delantera de 21”. Tampoco hay que ser un águila para deducir que, con todos los nuevos componentes, el chasis ha sido torturado para retirar unos soportes, desplazar unos, colocar otros nuevos y de nuevo a preparar y pintar, pues el conjunto ha de ser impecable hasta el mínimo detalle. Una suspensión neumática Legend es el remate de este bastidor y ahora le permite pasar sus faldones traseros a esasos milímetros del suelo. Por si acaso, yo les echaría grasa o vaselina para reducir roces, de lo bajita que queda. La horquilla es la de serie, aunque parece salida de Juego de Tronos, con esas agresivas fundas de barras y los extremos de los bujes estilo Ben-Hur. También hacía tiempo que no veía esa terminación y me resulta muy evocadora, de la época en que se nos consideraba verdaderos macarras. Mola. También mola la espectacular llanta delantera, una Renegade en 21”, mientras que la trasera es la de serie. ¿Por qué? Búscala y te darás cuenta de que si fuese una llanta de coche te daría igual. De hecho, y esto es sólo una sugerencia, creo que una Lowrider como ésta podría montar una oruga de moto de nieve para el invierno y no nos daríamos cuenta. Por cierto, una cosa que me ha encantado de esta moto es que no cuenta con protecciones por si se te va de lado al suelo, y eso denota dos cosas: primero, que Toni tiene un muy buen sentido de la estética, y segundo, que es todo un valiente, teniendo en cuenta el peso de la moto y el coste de tan elaborada pintura. Y aunque fuese gratis, yo me echaría a llorar de sólo pensar en las horas dedicadas a esa obra de arte. Volviendo al aspecto más técnico, el freno trasero es el de origen y en el delantero se ha sustituido el disco original por uno de 11,8” (300mm). Las gomas son ambas Metzeler, la delantera en medidas 21/120-70 y la trasera es MU85 B16, equivalente a un 150/80B16. Ya tenemos la moto calzada. Bueno, de momento un rolling chasis con motor. Aún queda bastante por hacer. 

Vestida de gala

Cuando esperábamos a Toni me acerqué a la calle para señalizarle el lugar donde habíamos montado el set de fotografía. Yo no había visto aún la moto. “¿Cómo es?” pregunto a Álvaro. “Ya la reconocerás…” Pues vale. A los dos minutos aparece por la esquina una bestia salida de alguna concentración americana. Casi esperaba ver a medio Sturgis desfilando tras ella, pero no. Sólo dos scooters y un taxi. La entrada del Toni fue triunfal. Prueba de ello es que, tras los saludos, nos tiramos un par de minutos examinando la moto y haciéndole preguntas. Creo que si en ese momento me da un apechusque nadie se habría enterado. Un espectacular manillar de Paul Jaffee asoma sobre el batwing con puños Performance Machine y mandos originales H-D. Los retrovisores Teardrop son de Arlen Ness. También del Decano del custom son las plataformas y los mandos de piés. En cuanto a iluminación y señalización tenemos el faro original, con piloto Ness e intermitentes LED muy integrados en la línea de la moto. El depósito de combustible también lleva la inconfundible firma de Arlen Ness, exactamente igual que los guardabarros.

Kilos de pintura

Es lo que lleva esta moto gastado en este tiempo. La primera versión, que data de 2011 era de un lila-púrpura profundísimo con pequeños detalles, y no les fue nada mal pues se llevaron buenos premios, pero al parecer al cabo de un tiempo Toni deseaba darle un giro más de tuerca, por lo que contactó con Ito’s Dreams y empezó la locura. Toni disponía de un presupuesto adecuado a un buen trabajo de pintura, pero Ito parecía tener otros planes para la moto: La más espectacular decoración para una espectacular Lowrider. A lo grande, como los yankis. Eso presentaba un pequeño problema, pues lo que Ito tenía en mente superaba con creces, sólo en horas, el razonable presupuesto de Toni. Ito se implicó en el proyecto hasta el punto de ceñirse a ese presupuesto. Como hemos comentado anteriormente, parece que un pintor como Ito no puede resistirse a tanta superficie para expresar su arte y no verse limitado a las tres pequeñas piezas que solemos hacer en nuestra motos. En mi depósito, y muy posiblemente en el tuyo, cabe poco más que los logos y un par de filetes decorativos. Esta pintura, sin embargo, es digna de ser expuesta en el MOMA. Hemos visto muchos trabajos de Ito, un habitual de ésta páginas, pero nunca había quedado tan embobado con ninguno de ellos. Se ha coronado, sin duda. Intentaría describirte los matices que se desvelan con el ángulo de la luz, la extraordinaria profundidad y tridimensionalidad de sus patrones geométricos, el maravilloso diseño para incorporar en el conjunto la corbata sobre el depósito, el preciosismo con el que se han perfilado las volutas… y sería inútil. Así que voy a dejarte para que admires las fotos y dejes volar tu imaginación.

Entrevista a Germán, Underground Motorcycles

Con sólo 19 años, Germán descubrió el Custom ojeando una revista americana que compró en las Ramblas. Apenas cinco minutos después, ya sabía que se dedicaría a reparar y transformar Harley-Davidsons. Pero para eso hace falta formación, y en ese momento lo mejor era adquirir concimientos “in situ”. Por lo que, tras varios trabajos eventuales, consiguió hacerse un rinconcito y, con una pequeña ayuda familiar, hizo acopio del capital necesario para viajar a Estados Unidos y cursar allí sus estudios. De vuelta en nuestro país, y con un bagage importante, empezó a trabajar en el concesionario 24h de Barcelona, época en la que nos conocimos. Allí estuvo seis años adquiriendo valiosísima experiencia y finalmente decidió atreverse y fundó, en Canet de Mar, Under-Ground Motorcycles en noviembre de 2003. Y hasta ahora, a pesar de todo lo que ha caído encima. Por cierto, ¡Feliz aniversario! (15 añazos).

Germán nos explica: “Esta moto me llegó en 2011 completamente de serie, cuando experimentó la primera transformación. Consistió en cambio de manillar, guardabarros y pintura. Esta primera versión ya consiguió premios en varios eventos. Sin embargo, hace un año que decidimos dar un importante giro a su etética y funcionalidad. Tras varios brainstorming, éste es el resultado y, gracias al gran trabajo de Ito, podéis disfrutar de esta Lowrider. Siempre es un placer trabajar con Toni pues viene con ideas muy buenas y definidas, pero al mismo tiempo se deja aconsejar y nos da bastante libertad creativa”

Entrevista a Ito’s Dreams

Hace ya algunos años, corría el 2008, Ito quería un casco exclusivo y en su búsqueda llegó hasta Andorra, lo escogió y se volvió a Barcelona donde se dió cuenta de que lo veía por todas partes. Ese chasco le hizo decidirse y, en 2009, sin experiencia ni cartera de clientes abrió las puertas de Ito´s Dreams. Experimentó con el aerógrafo descubriendo un talento desconocido hasta ese momento. Y junto a “Ita”, hacen un espléndido equipo. Poco a poco fueron yendo a más, gracias a trabajos que ganaron premios, incluída una moto de Ferry que iba a AMD a ganar. Tras conseguir un premio en el Baum, Toni se acercó a felicitarles y les propuso ganar el año siguiente…

Ellos nos explican: “Llamamos a Toni, le dijimos que se pasara por nuestro taller y le comentamos que nos interesaba y que nos apetecía hacer algo diferente. Nos dio carta libre, él solo nos decía “confío en vosotros”. Y nosotros tampoco teníamos ni idea… sólo teníamos claro que queríamos algo con flake y que tuviera un estilo “low rider.” A todo esto, ya tenían fecha límite para poder presentarse en Faro. “Después de plantear muchas ideas y posturas, decidimos que no queríamos solo una temática. La dificultad la teníamos en que todas las piezas estaban desmontadas, no teníamos a ciencia cierta la posición de cada pieza e intentábamos cuadrarlas por las fotos que Toni nos había pasado anteriormente. No teníamos margen de error.” “Mientras tirábamos todas la lineas a lo largo de la moto, entre nosotros decíamos que eran como tres motos, que como una buena ilustración tenían que llevar su armonía entre ellos pero sin haber un protagonista. A la hora de pintarla, para que se pudieran ver nuestras 3 motos ficticias, cada una tuvo su gama de colores y tonos”. Y terminan: “…para esta moto fueron detalles en pan de plata, bruñido y fileteados a mano alzada. A lo largo de tantas horas de pintura surgen muchos imprevistos, cagadas varias, risas y lágrimas. Pero como siempre dice Ito: ¡Esto es Custom!

GENERALIDADES 

Ciudad: Badalona

Propiedad: Toni Serrano

Marca y modelo de origen: H-D Street Glide

Transformada por: Under-Ground Motorcycles

Tiempo: 6 meses

Precio: …a saber.

MOTOR

Marca/Modelo: H-D Twin Cam

Año: 2008

Cilindrada: 96”

Encendido: original H-D con centralita reprogramada

Alimentación: Inyección

Filtro de aire: Kuryakyn

Escapes: Supertrapp

TRANSMISIÓN

Embrague: Barnett

CHASIS

Marca/Modelo: H-D Electra Glide

Ángulo de dirección: Serie

Basculante: Serie

Suspensión trasera: Legend Air

ACCESORIOS

Manillar: Paul Yaffee

Torres: Serie

Puños: P.M.

Mandos: Serie

Reposapiés y controles: Plataformas Ness

Retrovisores: Ness Teardrop

Faro: Serie

Piloto: Arlen Ness

Intermitentes: LED

Guardabarros del.: Ness

Guardabarros tras.: Ness

Depósito de combustible: Ness

Depósito de aceite: Serie

Asiento: Under-Ground/Nico

RUEDA DELANTERA

Llanta: Renegade 21”

Neumático: 120/70-21 Metzeler

Freno: Discos 11,8” Pinza H-D

RUEDA TRASERA

Llanta: Serie

Neumático: MU 85 B16 Metzeler

Freno: Disco serie

PINTURA Y ACABADOS

Pintor: Ito’s Dreams

Molding: Ito´s Dreams