Royal Enfield presentó seis customizaciones sobre sus nuevos modelos

Coincidiendo con el tema de este año en W&W 2019, “Back to Roots” (de vuelta a las raíces) Royal Enfield hizo gala de su icónico pasado y se proyecta hacia el futuro con su nueva gama que forma la base de éstas motos basadas en las Twin 650 y la Himalayan.

Aquí tienes las motos:

Baak

Hecha a medias entre Royal Enfield y BAAK Motocyclette, es un ejercicio de intemporalidad, de inspiración retro y con un guardabarros trasero tipo bañera que lleva la Interceptor 650 en una dirección totalmente nueva.

Nought Tea GT. 

La Continental GT se revela como toda una moto de carreras con esta preparación de Harris Performance, fabricante de los nuevos chasis Royal Enfield. Aligerada y con suspensión Öhlins, en su carenado se representa el flujo del aire sobre la moto. Muy distintivo.

Two Smoking Barrels

Sinroja ha colaborado en esta moto “mala” y atléticamente esquelética, en lugar de aumentar la potencia, esta moto recurre a la ligereza para mejorar su relación peso-potencia y plantar cara a máquinas más potentes con sus 150 kilos de peso.

MJR Roach

Esta es una moto para fantasías distópicas, o lo que viene a ser lo mismo: para sobrevivir a un apocalípsis zombie. Toma como base la Himalayan y le monta unos buenos neumáticos, basculante lateral y un turbo Garret para cuando haya que salir pitando.

Midas Royale

Rough Crafts ha llevado la Continental GT a otro nivel. Es arte en carbono y oro, aligerando la moto y con suspensiones Öhlins. Está inspirada en las motos de carreras de resistencia y el resultado es de una deportividad atemporal.

Malle Rally Royale

Cambiando totalmente la orientación de la Interceptor, estas dos motos han sido específicamente para competir en el Great Malle Rally del Reino Unido. La negra competirá y la roja será su apoyo en carretera. Los pilotos se decidirán en una carrera organizada con la revista Iron and Air.

www.royalenfield.com/es