Harley-Davidson Cross Bones By Easy Rider Gerona

Y de nuevo tenemos en estas páginas una moto de Quim, AKA Easy Rider, un verdadero currante compañero del metal que se ha hecho acreedor de una merecida fama como constructor gracias a su minuciosidad y buen hacer. En esta ocasión nos presenta un trabajo realizado sobre la Cross Bones a la que le ha dado un nuevo carácter.

Texto: Patxi Mesa
Fotos: Álvaro Cabezas Atienza y Patxi Mesa

El caso es que gustaba la Cross Bones. Tenía buena pinta con esa horquilla Springer y sus pinstripping. Tal vez fuese su pinta de pirata, o la novedad del Black Denim y el fin del abuso del cromo, pero en cualquier caso fue la moto que más recuerdo de ese año. De todos modos, entiendo que la horquilla Springer es algo muy personal. Resulta muy bonita, pero por un lado deja bastante que desear en el aspecto de su comportamiento dinámico. Por el otro, la fragilidad de su horquilla la hace incompatible con un freno potente. Recuerda los poco estéticos puentes de refuerzo que montaban algunos para disponer de un pistón más, y el resultado tampoco era como para echar cohetes. La imposibilidad técnica de implementar los nuevos frenos con ABS, y sus ya comentadas limitaciones, supusieron el fin de esta horquilla, tan emblemática por otro lado, en la producción Harley-Davidson. Es natural, por tanto, que algún propietario, cansado de perder empastes en firme bacheado y otras peculiaridades, decida acercarse al taller para sustituir la hermosa horquilla de muelles por una telescópica, más vulgar, pero infinitamente más efectiva. Sin tener ni idea, apuesto a que termina decorando la pared del garaje. Pero en esta moto no sólo se ha cambiado una horquilla y se ha pintado de negro, pues esconde trabajos ocultos muy interesantes. Vayamos por partes.

Twin Cam 96” boost!

Un Twin Cam de 2009 bien mantenido no necesita mucho trabajo de reconstrucción pero, ya que lo tenemos, podríamos aprovechar para darle un poco más de brío. Algo parecido debieron pensar Quim y Ralf, su cliente, pues es exactamente lo que encontramos. Con un filtro de aire Screamin’ Eagle de alto flujo y escapes Vance&Hines, sólo hay que sacar la maquinita digital -qué manía le tengo- y remapear la centralita para que inyección y encendido puedan aprovechar la mejora de caudal y meter un poco más de infierno en los cilindros. Eso está bien. Siempre. La transmisión, embrague y caja de cambios se han mantenido de serie. Incluso mantiene la correa original, que ya cuenta con el correspondiente offset para una goma de 200mm, su medida de serie. En este apartado ya tenemos el pescado vendido. Vayamos a por otra cosa.

Chasis rebajado

La suspensión trasera de las Softail en general queda algo alta para muchos de nosotros, que preferimos zagas más deportivas o clásicas, especialmente con el tremendo hueco que deja el guardabarros ducktail. Para mejorar ese aspecto estético, Quim le instaló un kit de Arlen Ness que permite rebajar unos centímetros la altura del guardabarros. En el eje delantero, ya sabemos que desmontó la horquilla original y la sustituyó por una Showa, pero no una sacada de otra H-D y a correr. No, Quim se ha tomado la molestia de fabricar unas fork boots que enfundan por completo y ocultan a la vista las barras de brillante acero, ofreciendo así un aspecto absolutamente negro, con las nuevas tijas Arlen Ness. El resto del chasis estaba en muy buen estado de pintura y así se ha mantenido. Culete bajo, manillar altivo… esto va tomando forma. Para que pueda desplazarse, la rueda trasera mantiene su medida original 200/55-16 en la hermosa llanta radiada H-D, también de serie, como la dotación de freno. En el eje delantero también vemos la llanta y goma en medida original 130/80-16, con freno H-D.

Más de lo que el ojo ve

Un aspecto interesante de esta moto es el trabajo oculto que le permite lucir este aspecto por lo que, además de comentar lo que podemos ver y lo que no, también veremos cómo lo consiguió Quim. Empezando por delante, el manillar escogido es un cuelgamonos de Chubby de espectacular aspecto gracias a su soporte sin tornillos visibles, con puños Avon Contour y minimalistas retrovisores Arlen Ness, piñas y levas originales H-D, y ni un cable eléctrico a la vista. El faro J.W. Speaker se apoya sobre una careta hecha por Quim y, justo debajo, el guardabarros está modificado. El depósito es el original pero ha experimentado una seria metamorfosis en su parte superior, de la que ha desaparecido el dashpanel original para dar lugar a una “corbata” enrasada a superficie en la que el nuevo reloj Motogadget mini y los chivatos LED han sido acomodados. Esta modificación le ha permitido recolocar el contacto al lado derecho y cambiar totalmente el aspecto del depósito. Los intermitentes delanteros son casi imperceptibles, pues se trata de unos Kellermann micro montados muy bajitos en el chasis. El asiento, por su parte, es de Xtrim Seats y, bajo sus muelles, encontramos una muy trabajada y fina pieza de fibra que oculta la batería y sistema eléctrico de la vista. Las plataformas de media luna se combinan con los mandos originales y la placa de matrícula ha emigrado al lateral izquierdo. El guardabarros trasero ha sido bastante modificado y esconde unos minúsculos soportes para los intermitentes-pilotos-luces de freno Kellermann. Si te fijas en las fotos, verás que resulta complicado localizarlos cuando están apagados. El sissy bar que remata la zaga se hizo bajo especificaciones de Ralf.

Consistente

Es una de las palabras que me vienen a la mente cuando veo el trabajo de Quim. Es consistente por su honestidad, porque cada moto es una historia diferente, y cuando le ha tocado hacer motos “low cost” no se le han caído los anillos y las ha construido con la misma pasión que como cuando hay presupuesto del que tirar, y eso se ha notado en sus creaciones. Con esta moto, de riguroso negro mate y satinado con logos de Exile obra de MaM Paint, Easy Riders ha cambiado una moto estéticamente, la ha mejorado dinámicamente, optimizando el chasis y el motor, pero -y esto es lo bueno- no le ha cambiado la personalidad. Esta Versión Exile me parece tan poderosa, atractiva, pirata y gamberra como la Cross Bones que en su momento me encandiló.

GENERALIDADES 

Propiedad: Ralf

Ciudad: Girona

Modelo de origen: H-D Cross Bones

Transformada por: Easy Rider Girona

Tiempo: 1 mes

MOTOR

Año: 2009

Modelo: Twin Cam  96

Cilindrada: 1.584 c.c.

Encendido: electrónico reprogramado

Alimentación: inyección reprogramada

Filtro de aire: Screamin’ Eagle

Escapes: Vance&Hines Short Shot

CHASIS

Suspensión trasera: kit Ness de rebaje

ACCESORIOS

Manillar: Ape de Chubby

Puños: Avon Contour

Retrovisores: Arlen Ness

Guardabarros del.: mod. Easy Rider

Guardabarros tras.: mod. Easy Rider

Fundas de horquilla: Easy Rider

Faro: LED J.W. Speaker

Piloto: micro Kellerman multifunción

Reposapiés: medias lunas

Depósito de combustible: original modificado

Depósito de aceite: Easy Rider

Asiento: muelles 

HORQUILLA

Marca: Showa

Tijas: Arlen Ness

RUEDA DELANTERA

Diámetro: 130/80-16

Llanta: 16”

Neumático: Dunlop

Freno: serie con latiguillos metálicos

RUEDA TRASERA

Diámetro: 200/55-16

Llanta: 16”

Neumático: Dunlop

ACABADOS

Pintura y molding: MaM Paint

CONTACTO

Easy Rider Girona

Tel. 972 202 406

www.easyrider-shop.com