El Niño tras el Mito

A todos nos suena, más o menos, el nombre de William Godfrey Davidson, nieto de uno de los fundadores de la Company. Algunos lo conocen por ser uno de los salvadores de Harley-Davidson en sus peores momentos, tras la época AMF. Otros, por ser el padre de algunos de los modelos más emblemáticos de la casa, como la adelantada a su tiempo FX Superglide. Y poco más. Ah sí, estaba en todos los saraos. Hoy vamos a repasar su vida y a descubrir algunos aspectos no tan conocidos.

Texto: Patxi Mesa
Fotos: Harley-Davidson, D.R.

Dice Willie G. que nació con gasolina en las venas y un lápiz en cada mano. Hoy ya acumula una cierta edad, es del 33, y disfruta de un relativamente tranquilo retiro. Al menos hasta que se aburre. ¿O acaso pensabas que un tipo así se iba a dejar oxidar bajo un porche, meciéndose en un balancín, sorbiendo una limonada y con la escopeta en el regazo? Pues no. Eso me lo pido para mí. Y al primero que se acerque a menos de cien metros, plomazo que le descerrajo.

Primeros años

Volviendo a la vocación de Willy G., lo de la gasolina se entiende, dada su ascendencia, y ya de niño llevaba una S de 1948. Lo de los lápices también es una vocación temprana y su interés por el arte ya se manifestó, con 14 años ya hacía sus bocetos, algunos de los cuales pudieron verse en la exhibición que tuvo lugar en el museo H-D.

Tal y como cursaba sus estudios de arte en Madison, Willie también se empapó de la cultura de los coches en la costa oeste y decidió trasladarse a los Angeles para estudiar diseño industrial.

Corazón H-D

Después de algún trabajo menor, Willie se unió profesionalmente a Harley-Davidson en 1963 como director artístico y empezó a experimentar con el diseño clásico de Harley y las tendencias más actuales del custom, consiguiendo un lenguaje, más que estilo, con el que el público conectó enseguida. Tres modelo destacan de esta época creativa: primero la FX Superglide de 1971, con su discutido “boattail”, que si bien no tuvo la acogida esperada hoy en día es toda una rareza muy cotizada. El experimento “boattail” tuvo el mismo éxito en la FX como en las XL en las que se montó de inicio, por lo que volvieron al guardabarros tradicional. El segundo hito vino en 1977 con la XLCR Café Racer, una Sportster que marcó un antes y un después en la industria y la idea que muchos tenían sobre la pequeña XL.

FX Superglide de 1971
XLCR Café Racer de1977

En 1980 llegó la consagración definitiva, como si fuera necesaria a estas alturas, con la FXB Sturgis. Para entonces, su centro de diseño y desarrollo llevaba ya tres años en marcha.

FXB Sturgis de 1980

Eran años de éxito y gran popularidad, en los que Willie repartía su tiempo entre proyectos y la asistencia a eventos para disfrutar del contacto con el público. Incluso insistía en contestar  personalmente a todas las cartas de sus fans. Pero la economía de la casa no era boyante y, tras duras negociaciones y la recuperación de la marca de las manos de AMF, Willie fue uno de los responsables, junto al presidente Vaughn Beals, de la resurrección de Harley-Davidson en los ochenta. Y hasta su jubilación, en 2012, continuó pergeñando modelos y manejando ideas, como la V-Rod, cuyo modelo en arcilla se expuso durante un tiempo en Milwaukee. 

Alma de artista

Como todo niño pequeño con algo que pinte en la mano… Dejando a un lado su trayectoria profesional, Willie G. siempre se distinguió por esa luz infantil, esa ilusión vital que no ha desaparecido de sus ojos, a pesar de las arrugas. Ese mismo impulso es el que le lleva a buscar el cariño de sus semejantes y no desatender a nadie, porque lo mejor de Willie G. es que sigue siendo un niño, creativo, curioso, inquieto… Su colección personal así lo atestigua. Y lo mismo puedes ver juguetes que ha ido conservando a lo largo de su vida, como acuarelas que él mismo ha pintado con temas que nada tienen que ver con las motos, porque él nunca dejó de expresarse de esta forma, retratos y caricaturas que le han ido haciendo con los años y recuerdos de toda una vida dedicada a las motos y también a los amantes de sus motos. 

www.harley-davidson.com