Hubo un tiempo en que las motos no corrían sobre asfalto, sino en circuitos ovales hechos con tablas de madera. Fue la época de los Board Tracks. Eran motos sencillas y desnudas, con el único objetivo de alcanzar la máxima velocidad, como la réplica que Kacerwagen nos presenta. Su aspecto es inconfundible y la obsesión por la fidelidad en los detalles ha llevado a Chus al extremo de prescindir hasta de las suspensiones. Una máquina genuina que vamos a ver en detalle.

Texto: Patxi Mesa
Fotos: Álvaro Cabezas Atienza

Visualmente es bonita y evocadora. Sólo se me ocurre meterla en un óvalo y abrir gas a fondo como un prófugo del infierno hasta el límite del motor y dejarla descansar -porque está claro que soy incombustible y los años no han hecho mella en mi cuerpo- para volver a la carga y rebajar el tiempo. Después, ya podréis evacuarme en una carretilla…

El trabajo de Chus en esta moto es todo un ejemplo de artesanía y reutilización de materiales. Para empezar, partiendo del chasis de una Yamaha SR 250 Special, del que apenas queda la pipa de dirección, fabricó un nuevo bastidor de innegable inspiración deportiva de la época. Es destacable el hecho de que Chus no hace bocetos, sino que intenta plasmar en metal lo que su cabeza va elucubrando bajo el influjo de vaya usted a saber qué… Pero el caso es que le funciona. Fabricó sus propias tijas en las que incorporó el manillar, también de la casa, y le montó una horquilla rígida que él mismo elaboró en el taller. Para seguir con la parte ciclo, la rueda trasera mantiene la disposición original de una Morini Kanguro 350, con la corona de la secundaria montada alrededor del tambor de freno, obteniendo así un aspecto despejado y simple que encaja muy bien con el concepto. Una goma Shinko de diseño retro, naturalmente, remata la parte trasera. Delante aprovechó la llanta de la SR y le montó un freno de tambor de doble leva mandado por un varillaje que él mismo hizo, al igual que las manetas, tanto de freno como de embrague. En este caso, el neumático es un Avon Speedmaster, otro clásico de este tipo de construcciones.

En cuanto al motor, procede de la Morini Kanguro 350, aunque Chus tuvo que desarmarlo completamente, reconstruirlo de nuevo y hacerle algunas modificaciones, como rebajar las tapas de balancines para ofrecer ese aspecto redondeado que es el que se espera de una moto de principios del siglo XX. No hay que fijarse mucho para ver latón reciclado por todos lados. Aquí no se tira nada. El protector de magneto también es de latón reciclado, las trompetas de los carburadores son unas viejas copas de cocktail, también de latón, y la fontanería de recirculación de gases del motor es de cobre, proveniente de un viejo aire acondicionado. El embrague es en seco y no tenemos ni idea de dónde lo habrá podido sacar, pero encaja a la perfección en el conjunto y le otorga un marcado aire de autenticidad. ¿Motor de arranque? Eso pesa demasiado. Patada y a correr.

En el apartado de accesorios… Bueno, si consideras que el depósito y el asiento son accesorios, pues los hay, porque por lo demás no vas a ver ni una luz, ni indicadores de nada, ni guardabarros… todo es peso inútil en una moto de este estilo. El depósito está hecho a mano, lo mismo que el asiento con suspensión de muelles sacados del tren de válvulas de una furgoneta Volkswagen. Lo dicho, Chus no desperdicia nada de nada. La tapicería del asiento es de Senen Leather Works.

Para terminar con esta preciosidad sólo queda mencionar el estupendo trabajo de pintura de Buba Custom Paint, que le va al dedillo, y envia un mensaje a su propietario, a quien no tenemos el gusto de conocer: Colega, tú sabrás qué haces con tus riñones, pero esa sonrisa canalla no va a desaparecer en mucho, mucho tiempo. Disfrútala, porque realmente es única.

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

Propietario: Jesús López Valencia

Ciudad: Huelva

Edad: 36

GENERALIDADES

Nombre de la moto: Zeppelina

Tiempo de construcción: 5 meses

MOTOR

Año: 1987

Modelo: Morini 350

Encendido: Digital

Cilindrada: 350 cc

Alimentación: Carburación

Filtro: Trompetas cónicas

Escapes: Artesanales

Potencia: 42 cv

TRANSMISIÓN

Caja de cambios: Manual

Relaciones:

Embrague: Seco

Trans. Primaria: Serie

Trans. Secundaria: Cadena

CHASIS

Marca: Artesanal Kacerwagen

Tipo:  Board track

Basculante: Rígido

Amortiguadores: No

HORQUILLA

Marca: Artesanal Kacerwagen

Tipo: Bicicleta

Tijas: Artesanales

RUEDA DELANTERA

Llanta: Yamaha SR Special

Marca: Akront

Goma: Avon Speed Master

Frenos: Tambor doble leva

RUEDA TRASERA

Llanta: Morini Kanguro 350

Goma: Shinko E270

Frenos: Tambor

ACCESORIOS

Manillar: artesanal

Puños: Vintage

Mandos: Artesanales

Depósito: Artesanal

Asiento: Artesanal, tapizado por Senen Leather Works

PINTURA

Pintor: Buba Custom Paint

www.kacerwagen.com