Harley-Davidson FLH’80 By Stanley Janssens/Doc Garage

Este mes tenemos motos construidas a partir de un motor, alguna restauración, un chopper de lujo y esta moto, que está a medio camino entre un chopper y el ratt. Deliberadamente descuidada en su aspecto, prescinde de lo “bonito” y acumula kilómetros y pegatinas junto a una patina de autenticidad que la hace un tanto especial.

Texto: Patxi Mesa
Fotos: Álvaro Cabezas Atienza y Patxi Mesa

Es la mañana del sábado tras una noche bastante intensa en Old And Proud, estamos fotografiando motos y le toca el turno a Stanley. Se presenta fresco como una lechuga: apuesto a que este tipo no ha dormido pues, los que se han echado un par de horitas, vagan sin rumbo por La Cantera en busca de aspirinas. Con sus rastas pelirrojas y una parsimonia envidiable, Stanley es perro viejo en esto y su moto es una perfecta tarjeta de presentación. Tal vez en alguna vida anterior esta moto supo lo que era una pintura, aunque de eso hace muchísimos kilómetros, pero tampoco nos dejemos engañar por su aspecto: ese óxido está parado, fijado y barnizado. Las pegatinas tampoco han ido a parar ahí por casualidad, y cada una de ellas ocupa un espacio estratégico. Vamos a ver esta moto con más detalle, a ver si se nos contagia la calma absoluta que Janssens transmite.

Good ole Shovel

El Shovelhead hizo acto de presencia en 1966 como sustituto del Panhead y mantuvo el viejo sistema eléctrico de generador hasta 1970, cuando H-D lo sutituyó por un alternador, redimensionando de paso algunas piezas como el carter y el cigüeñal. Así ya sabemos que este motor es un “Alternator Shovel”. Este fue el último de los motores clásicos antes de la aparición del Evo en 1984. En este caso no podemos hablar de grandes transformaciones o de una resurrección mecánica, pues se trata de un motor que no ha dejado de funcionar desde 1975 hasta la fecha y se ha ido manteniendo periódicamente hasta ahora. El carburador original ya desapareció hace tiempo y ahora cuenta con un Smith and Stankos Shorty para abrir gas como si se acabase el mundo, equipado con un filtro de fundición (ya no viene de medio kilo). Los escapes son artesanales con silenciadores trumpet. No vemos una enorme secundaria abierta, manteniendo la configuración de origen, y el cambio es el de serie, de cuatro velocidades con la secundaria de cadena. En este sentido es bastante fiel a la época, y el arranque es a patada, como no podía ser de otro modo. Su aspecto es el de un motor con sus años, sus rincones de roña, y sólo ha visto un trapo de vez en cuando, evidenciando que a Janssens le trae al pairo lo que la gente opine de su moto cuando está parada y sólo está interesado en rodar su Shovel. La moto parece pesar 500 kilos de lo bajo y descolgado que está el chasis sobretodo en su parte trasera. 

Sacrificio

Según nos explicó Stanley, el chasis es el original transformado y parece ser que en algún momento decidió sacrificar la suspensión trasera. En 1975 el hardtail ya era cosa del pasado y este sacrificio -o sacrilegio, según se vea- simplemente inutiliza un chasis histórico para cualquier futuro uso. Por otro lado, no recuerdo haber visto soldaduras y sí tornillos, por lo que es muy posible que se trate de una transformación reversible, algo que nos parece bastante más sensato tratándose de un entendido y amante de las motos. Como decimos, la suspensión trasera se eliminó para montar en su lugar los brazos rígidos con el fin de transformar el chasis a hardtail. La suspensión delantera es una clásica horquilla Showa de 41mm y monta una goma Avon Speedmaster MKII en llanta de 21”. Para dejar su aspecto más bello y despejado, y de paso hacer las salidas más interesantes, el eje delantero carece de freno. La rueda trasera en llanta de 16” cubierta con discos, monta goma de 5.00×16”, y el sistema de frenos es un P.M. de doble pistón para compensar de algún modo la frenada.

Esa maleta…

Como puede ver en la ficha técnica, la mayoría de elementos que forman esta moto son de procedencia desconocida y Janssens recuerda que el depósito es un Throttle, el manillar un Pangea modificado y que hizo el sissy bar. El resto, vaya usted a saber. Por ejemplo, no sabemos de dónde ha salido ese guardabarros trasero con ese repunte tipo ducktail, ni los mandos o reposapiés. Parece que le dejaron una noche rebuscando en las estanterías de algún taller y esto es lo que salió por la puerta al romper el alba. Sin problemas de peso, cuando puede montar fundición no lo duda, como en el caso del piloto y el mencionado filtro de aire. Está muy bien jugar a identificar piezas pero, desde que hemos empezado, no me he quitado de la cabeza esa maleta. Sólo tengo una pregunta: ¿Por qué? Reconozco que no tuve el valor de hacérsela personalmente, por aquello de no estropear el buen ambiente, pero creo que estaremos de acuerdo en que… No sé como calificarlo. Por su diseño se ve que no es actual, y seguro que tiene una interesantísima historia, que le resulta muy práctica a Stanley y que a éste tipo se la trae floja absolutamente todo. Nunca entenderé esa maleta, pero respeto profundamente al valiente que la lleve en su moto. Puños blancos, óxido en depósito y guardabarros trasero, el delantero saltó volando en algún momento, resplandeciente faro y llanta delantera, motor despintado, pegatinas por toda su anatomía y un taco que roza el sadismo: desde luego, la que se siente ahí; o no sabe lo que hace, o lo sabe muy bien… Como has visto, esta moto no es precisamente una restauración, ni un trabajado chopper dedicado a recibir premios y parabienes. Ni siquera incluye ninguna característica especial o técnica remarcable más allá de lo visto, pero esta moto es una declaración de principios. Me recuerda a esa moto de mecánico que se hace ese profesional cansado de hacer motos para clientes más preocupados por el aspecto y la pintura de la moto que por su personalidad y carácter en marcha. Es de esas motos que no te molestas en pintar, porque la moto andará igual independientemente del color que luzca. ¡Pura mecánica, bro!

GENERALIDADES

Propietario: Stanley Janssens

Ciudad: Niza

País: Francia

Marca y modelo: H-D FLH ‘80

Transformada por: Doc Garage

MOTOR

Motor: Shovelhead 1340

Año: 1979

Carburador: S&S

Filtro: S&S

CHASIS

Chasis: original

Suspensión: rígida artesanal

ACCESORIOS

Manillar: Pangea modificado

Depósito: Throttle

Sissy bar: artesanal

RUEDA DELANTERA

Neumático: Avon MK2 de 3.00×21

Llanta: 21”

RUEDA TRASERA

Neumático: Avon MK2 de 5.00×16

Llanta: 16”

Freno: P.M.

ACABADOS

Pintura: Janssens

CONTACTO

Facebook Doc Garage

oldandproudspain.es